top of page

Cómo celebrar en 2020 la Navidad



“Todos hermanos” (Papa Francisco)


Es la primera vez en mi vida que la Navidad llegará con tantas complicaciones inesperadas debidas al confinamiento obligatorio para contener la terrible pandemia del coronavirus. Todos nos hemos visto afectados en nuestras relaciones familiares, personales y laborales. Para evitar enfermarnos nos hemos adaptado a las medidas higiénicas recomendadas, como mantener una distancia sana y lavarse las manos.


Algo muy difícil para todos ha sido tratar de mantener el optimismo de que vendrán épocas mejores, aunque vemos que la economía mundial está muy afectada.


En este año 2020 se han vivido acontecimientos dolorosos que han afectado a determinadas regiones especiales del mundo como: los grandes incendios en Estados Unidos y Australia, la trágica explosión de Beirut en el Líbano, el huracán que afectó la Península de Yucatán y las inundaciones que sufrieron algunos estados de México.


Sin embargo, todo lo anterior no puede compararse con las pérdidas de vidas que hemos tenido en todo el mundo por la pandemia del Coronavirus, incluyendo decesos muy numerosos en México. La pandemia ha sido el mayor reto para el mundo, porque es la primera vez en la historia de la humanidad que todo el planeta se ha visto afectado.


Los países más afectados son los que invirtieron pocos recursos en sus sistemas de salud. También se notó que las personas más contagiadas fueron las que tienen trabajos donde están expuestos en forma continua, como lo son los médicos y todos los que trabajan para que la sociedad funcione.


Una de las celebraciones familiares más esperadas es la Navidad en familia, con las posadas, los villancicos, las pastorelas, la cena de Noche Buena y la Misa de Gallo, celebraciones esperadas, en especial, por las niñas y niños y fiestas preparadas principalmente por las mujeres, la madre, la abuela, la tía.


Sin embargo, conviene resaltar que actualmente, para la Navidad, es recomendable que no salgamos, que nos quedemos en casa; esta recomendación es, en especial, para los grupos vulnerables:[1] Podemos participar en las misas por televisión. Encontrarse con las gentes queridas también puede hacerse en forma virtual. Eso muestra que queremos a nuestros familiares y amigos, porque no los exponemos a que se enfermen.


Hay que destacar que ha faltado liderazgo mundial que responda al coronavirus. Falta coordinación política global ante el avance del virus. Sin embargo, para nosotros los creyentes ha sido muy significativa la voz del Papa que en diversas ocasiones nos ha hablado con mensajes de confianza en Dios y compromiso con los que están sufriendo gravemente por la pandemia.


Encíclica Fratelli tutti del Papa Francisco


Se dio a conocer el domingo 4 de octubre en Asís, en la festividad de San Francisco y en una ceremonia muy emotiva, la nueva encíclica del Papa Francisco Fratelli Tutti que significa “Todos hermanos”.[2]


Subraya el Papa que “en la fraternidad está el secreto de toda existencia humana” y profundiza su visión sobre los grandes temas sociales. La encíclica es un nuevo llamado profético como respuesta a la pandemia. En ella habla a todas las personas, sin tener en cuenta su fe o ideología y subraya el papel de las religiones al servicio de la fraternidad. El Papa es un maestro del diálogo.


La parábola del Buen Samaritano nos invita a reflexionar sobre el valor de la fraternidad universal, que no se puede vivir sin tomar en cuenta a los más necesitados, a los heridos, a los abandonados al lado del camino.


Destaca la necesidad de que el amor a la propia patria se abra y se deje enriquecer por los otros pueblos. Dedica también un capitulo a la política y explica sobre el sentido auténtico de lo popular a diferencia del populismo. En otros artículos comentaremos más detalladamente la Encíclica “Todos hermanos”.


Ojalá y dediquemos tiempo a leer y reflexionar esta nueva encíclica como preparación para la Navidad que es una época que se presenta ahora extraña y difícil. Seguro podemos darle un sentido más profundo si abrimos los ojos y nuestro corazón, como el Buen Samaritano, a las necesidades de los que han sufrido el dolor de la enfermedad o la muerte de sus seres queridos y nos comprometamos seriamente a ayudarlos.


Podemos vivir esta Navidad de manera diferente: elegir el amor como camino, aceptar al distinto, acoger al más necesitado, saber que nos necesitamos todos; tú me necesitas, pero yo también te necesito. No ver las diferencias en las familias, ni entre las culturas, ni en las religiones, tampoco en los estratos sociales, porque en realidad todos somos hermanos.


Iniciemos con el Adviento, arreglando los caminos para la llegada de Jesús nuestro Salvador; solo así brindaremos la esperanza y la confianza de que Dios es nuestro refugio y fortaleza.


¡Un abrazo de Navidad y te deseo que seas el Buen Samaritano, atento a los que necesitan que les brindes ayuda!


Preguntas para reflexionar:


· ¿Cuáles enseñanzas te ha dejado la pandemia del Coronavirus?

· ¿Has podido ayudar a los más necesitados de tu familia, de tu comunidad? ¿Cómo?


mariaeu.diaz@gmail.com. Pedagoga y Expresidenta General de La Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC).

[1] De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del Instituto Mexicano del Seguro Social, los grupos de población vulnerables ante el COVID-19 a los que hay que cuidar de manera especial a los adultos mayores de 60 años, a las mujeres embarazadas y a quienes padecen enfermedades crónicas. Fuente: página oficial del Instituto Mexicano del Seguro Social: imss.gob.mx/. [2] Te invitamos a leer la encíclica del Papa Francisco; la puedes encontrar completa en la página oficial del Vaticano: www.vatican.va. Te compartimos la liga: http://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html.

Comments


Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page