top of page

¿CUÁL REGALO NECESITAS EN ESTA NAVIDAD?

“Pedid y se os dará, buscad y encontrareis, tocad y se os abrirá.”

(Mt 7,7).


La Navidad se centra en el feliz acontecimiento de recordar el nacimiento de Jesús; a quien recibimos con todo amor en nuestro corazón. Una de las celebraciones familiares más esperadas es la de Navidad en familia, con las posadas, los villancicos, las pastorelas, la cena de Noche Buena y la Misa de Gallo. Es una Celebración esperada en especial por las niñas y niños; son fiestas preparadas, principalmente, por las mujeres, la madre, la abuela, la tía.


Cuando hablamos de regalos generalmente pensamos en cosas personales como: ropa, libros, joyas, flores, un nuevo celular, una televisión nueva, una licuadora, un exprimidor de fruta y quizá un nuevo auto, etc.


Me viene el recuerdo del comentario de una querida amiga, ya mayor, que estaba perdiendo la memoria y a la que le hablaba yo regularmente, sin darme cuenta que ya comenzaba a desarrollar la seria enfermedad del Alzheimer [1]. En una ocasión me impresioné mucho cuando me comentó: “He perdido la alegría de vivir y quisiera recuperarla”. Después comprendí que se sentía perdida, insegura, sin lógica en sus pensamientos y desubicada. Más adelante fue internada en una institución donde le brindaban cuidados, alimentos, medicamentos, etc.


En contraste a ella, tengo otra querida amiga, de muy avanzada edad y que también padece una enfermedad grave, pero tiene una actitud optimista, siempre agradable, no se queja y agradece a todas las personas que la visitan, aunque son pocas: ofrece en su casa lo que tiene, pero sobre todo, es una mujer que hace oración y está profundamente unida a Jesús.

El mejor regalo que quisiéramos recibir en esta Navidad es reconocer, antes que nada, que somos amados por Dios y que Jesús es nuestro Salvador.


Necesidades fundamentales de todos los seres humanos


Toda persona tiene necesidades fundamentales que debe cubrir para vivir plenamente y son:


Necesidades fisiológicas: comer, dormir, cubrirse. Seguramente los que sufrieron los embates de huracanes, sismos o guerras no tienen cubiertas estas necesidades básicas y ello les impide vivir plenamente. En México hay muchas familias que no pueden cubrir esta necesidad fundamental por la carestía en los alimentos y en los servicios.


Necesidad de amor y pertenencia: la mujer, el varón, los niños y jóvenes no pueden vivir bien sin conocer sus raíces y sentirse amados. Nuestra fe nos anuncia que somos profundamente amados por Dios, desde antes de nuestro nacimiento. Pedir el regalo del amor es también perdonar al que nos ofende, aceptar a los que son diferentes y traducir nuestro amor en buenas obras.


Necesidad de seguridad: el grave problema que vivimos ahora con la delincuencia, los feminicidios, los secuestros, las guerras, etc. nos afecta gravemente; a algunas personas más que a otras, nos impide vivir sin miedos y con inseguridad.


Pedir el regalo la seguridad es querer vivir cuidándonos y pedir a Dios que nos proteja y libre del mal. Pedir en Navidad que vivamos la prudencia que es la virtud que nos ayuda a evitar los peligros de la vida.


Necesidad de estima: es vital que en nuestra familia, en nuestra comunidad y en nuestro trabajo valoren las cualidades que poseemos y que debemos poner al servicio de todos y todas. Pedir el regalo de la estima es antes que nada reconocer los dones que Dios nos dio y ponerlos al servicio de los demás. Don de entendimiento, alegría de vivir, don del arte, liderazgo, etc.


Necesidad de tener una responsabilidad: tener una tarea concreta que asumimos con nuestro estado de vida (matrimonio, soltería, sacerdocio o vida religiosa) y con nuestro trabajo o desempeño como: estudiante, madre, esposa, empleada o trabajador, profesionista, dirigente, servidor público, etc. le da sentido y dirección a nuestro compromiso social y familiar. Es por lo tanto, el regalo de la responsabilidad que hay que pedir y cumplir día a día. Es importante formar parte de un grupo de servicio a la comunidad, a la parroquia, al Municipio, etc.


Necesidad de realización plena: durante toda nuestra larga o corta vida podemos mejorar y por algo se dice que la vejez da sabiduría; siempre debemos superarnos y necesitamos el regalo de la oportunidad de avanzar en nuestra vida. Siempre seamos conscientes de que tenemos limitaciones que hay que enfrentar; pidamos la ayuda de Dios para superarlas.


Necesidad de sentirse amado y de poder amar: de todas las necesidades anteriores hay que destacar que el amor es lo más valioso e importante. Todo ser humano necesita tener la experiencia de ser amado y de poder amar.


Vivamos el Adviento arreglando los caminos para la llegada de Jesús nuestro Salvador.

Ahora preguntémonos ¿realmente qué necesitamos para vivir mejor? Quizá son regalos de otro tipo y descubrimos que necesitamos: salud, seguridad, tranquilidad, alegría de vivir, reconocimiento de nuestras cualidades y sobre todo dar y recibir amor.


Reflexionemos y concentrémonos para tratar de obtener el regalo que verdaderamente necesitamos. Dios, nuestro Padre nos lo concederá si se lo pedimos con fe.


Podemos vivir esta Navidad de manera diferente: elegir el amor como camino, aceptar al que sentimos diferente, acoger al más necesitado, saber que nos necesitamos todos: tú me necesitas, pero yo también te necesito. No ver las diferencias en las familias, ni entre las culturas, ni en las religiones, tampoco en los estratos sociales, porque en realidad todos somos hijos del mismo Padre.


María de Guadalupe, que a través del Acontecimiento Guadalupano logró la adhesión de los habitantes del Nuevo Mundo al “verdadero Dios por quien se vive” [2] siga intercediendo por nosotros, porque ella nos dio el mejor regalo de Navidad, su hijo Jesús. Nuestra Madre confió plenamente en Dios, ante la difícil misión que Él le pidió.


Te deseo una Navidad llena de amor y que recibas el regalo que realmente necesitas.


Para reflexionar:

● Piensa y comenta cuál regalo (no material) quieres recibir y buscar en esta Navidad.

● ¿Qué puedes hacer concretamente por un familiar, vecino, amigo para que viva contento y tranquilo esta Navidad? AF


[1]El Alzheimer es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los síntomas generalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo, hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas. [2] Texto tomado del Nican Mopohua, texto en el que se relatan las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe a San Juan Diego, en 1531.

Comments


Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page