top of page

TRES REALIDADES: TRES MENSAJES

Los enfermos


El once de febrero se realizará la XXIX Jornada Mundial del Enfermo, que adquiere particular importancia en estos momentos en los que el mundo entero está sufriendo por la pandemia del COVID-19 y en particular, nuestro país, en el que el número de enfermos suman muchos miles; así mismo, las muertes se multiplicaron de manera alarmante y angustiosa durante los meses pasados. Por eso es importante conocer las palabras que el Papa Francisco dirigió directamente a los enfermos en la Jornada 2020.


“En la XXVIII Jornada Mundial del Enfermo, Jesús dirige una invitación a los enfermos y a los oprimidos, a los pobres que saben que dependen completamente de Dios y que, heridos por el peso de la prueba, necesitan ser curados. Jesucristo, a quien siente angustia por su propia situación de fragilidad, dolor y debilidad, no impone leyes, sino que ofrece su misericordia, es decir, su persona salvadora. Jesús mira la humanidad herida. Tiene ojos que ven, que se dan cuenta, porque miran profundamente, no corren indiferentes, sino que se detienen y abrazan a todo el hombre, a cada hombre en su condición de salud, sin descartar a nadie, e invita a cada uno a entrar en su vida para experimentar la ternura.” [1]


En otro de los párrafos, el Papa nos dice que Jesús se hizo débil y vivió la experiencia humana del sufrimiento y añade; sólo quien vive en primera persona esta experiencia sabrá ser consuelo para otros. Y más adelante señala que se percibe muchas veces una carencia de humanidad y por eso resulta necesario personalizar el modo de acercarse al enfermo, añadiendo al curar el cuidar [2].


Queridos enfermos: a causa de la enfermedad, estáis de modo particular entre quienes “cansados y agobiados”, atraen la mirada y el corazón de Jesús. De ahí viene la luz para vuestros momentos de oscuridad, la esperanza para vuestro desconsuelo. Jesús os invita a acudir a Él….[3]


Los médicos


Se cuentan por cientos los médicos, hombres y mujeres que, en todo el mundo y muy especialmente en México, han dado su vida por cuidar a las víctimas de la pandemia ocasionada por el llamado “coronavirus” y el Papa, en diversas ocasiones, ha manifestado su reconocimiento y ofrecido sus oraciones y en una de ellas así se expresó: “En la tarea de procurar alivio a los hermanos enfermos, se sitúa el servicio de los, médicos, personal sanitario y administrativo, auxiliares y voluntarios que actúan con competencia haciendo sentir la presencia de Cristo, que ofrece consuelo y se hace cargo de la persona enferma curando sus dolencias. Sin embargo, ellos son también hombres y mujeres con sus fragilidades y enfermedades. Para ellos valen especialmente estas palabras: una vez recibido el alivio y consuelo de Cristo, estamos llamados a convertirnos en descanso y consuelo para los hermanos, con actitud mansa y humilde, a imitación del Maestro.” [4]


Y al mismo tiempo que el Papa Francisco reconocía la importancia que los médicos tienen en la sociedad, en otro de los párrafos del mismo documento volvió a hacer un llamado de atención al decirles: “Queridos agentes sanitarios: Cada intervención de diagnóstico, preventiva, terapéutica, de investigación, cada tratamiento se dirige a la persona enferma, donde el sustantivo “persona” siempre está antes del adjetivo “enferma”. Por lo tanto que vuestra acción tenga constantemente presente la dignidad y la vida de la persona, sin ceder a actos que lleven a la eutanasia, al suicidio asistido o a poner fin a la vida, ni siquiera cuando el estado de la enfermedad sea irreversible”[5].


Las enfermeras


El Movimiento de Enfermeras Católicas (MEAC) merece un reconocimiento especial por la labor que han venido realizando durante estos tiempos tan difíciles y riesgosos de la pandemia.


El Papa Francisco, al celebrarse el Día de Internacional de la Enfermera, el 12 de mayo del año pasado, envió un mensaje en el que reconoció el importante papel de las enfermeras:


En este momento histórico –escribió el Papa—marcado por emergencia sanitaria mundial a causa de la pandemia, hemos redescubierto la importancia del rol del personal de enfermería. Diariamente presenciamos el testimonio de valentía y sacrificio de enfermeras y enfermeros, quienes con profesionalidad, sacrificio, responsabilidad y amor por los demás ayudan a las personas afectadas por el virus, incluso poniendo en riesgo la propia salud. Prueba de ello es el hecho de que, desgraciadamente, un elevado de agentes sanitarios ha muerto al cumplir fielmente con su servicio. Rezo por ellos –el Señor conoce el nombre de cada uno – y por todas las víctimas de esta epidemia…


Queridas enfermeras y enfermeros:


La responsabilidad moral guía vuestra profesionalidad, que no se reduce al conocimiento científico-técnico, sino que está continuamente iluminada por la relación humana con el paciente al cuidar a mujeres, hombres, niños y ancianos, es decir, en todas las etapas de la vida…


“Los enfermeros y enfermeras, así como las comadronas, tienen derecho y merecen estar más valorizados e involucrados en los procesos que afectan a la salud de las personas y de la comunidad. Se ha demostrado que invertir en ellos favorece los resultados en términos de atención y salud en general. Por lo tanto, es preciso potenciar su perfil profesional proporcionando herramientas científicas, humanas, psicológicas y espirituales para su adecuada formación; así como mejorar sus condiciones de trabajo y garantizar sus derechos para que puedan llevar a cabo su servicio con plena dignidad.” [6].


PARA REFLEXIONAR:


· ¿Tienes enfermos en tu familia, amigos, vecinos, etc.?

· ¿Qué puedes hacer por ellos, sin exponer tu propia salud?

Queridos enfermos: a causa de la enfermedad, estáis de modo particular entre quienes “cansados y agobiados”, atraen la mirada y el corazón de Jesús. De ahí viene la luz para vuestros momentos de obscuridad, la esperanza para vuestro desconsuelo. Jesús os invita a acudir a Él….

[1] Jornada Mundial del enfermo 2020, No. 1. [2] Jornada Mundial del enfermo 2020, No. 2. [3] Jornada Mundial del enfermo 2020, No. 3. [4] Jornada Mundial del enfermo 2020, No. 3. [5] Jornada Mundial del enfermo 2020, No. 4. [6] Mensaje del Santo Padre Francisco con ocasión del Día Internacional de la Enfermería, 12 de mayo de 2020.

Comments


Entradas destacadas
Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page